Las reglas de Paracelso y la muerte

https://kailashmagazine.com/las-7-reglas-de-paracelso/

Paracelso, el gran médico, místico, alquimista y astrólogo nos legó 7 grandes reglas para lograr salud y armonía en nuestra vida.

Dice así:
El grado supremo de la medicina es el amor. El amor es lo que guía el arte y fuera de él nadie puede ser llamado médico. Hablar y decir buenas palabras es oficio de la boca. Ayudar y ser útil es oficio del corazón. El médico procede de Dios. Crece en el corazón y se perfecciona con la luz natural de la experiencia. En ningún sitio es el amor más grande que en el corazón de un médico.

Las 7 Reglas de Paracelso:

1º Lo primero es mejorar la salud. Para  ello  hay  que  respirar con la mayor frecuencia posible, honda y rítmica, llenando  bien  los  pulmones,  al  aire  libre  o  asomado a una ventana. Beber diariamente  en  pequeños  sorbos,  dos  litros   de  agua, comer muchas frutas, masticar  los  alimentos  del  modo más perfecto posible, evitar el  alcohol, el tabaco y las medicinas, a menos que estuvieras por alguna causa grave sometido a un  tratamiento.  Bañarte  diariamente,  es  un  habito  que  debes  a tu propia dignidad.

2º Desterrar absolutamente de tu ánimo, por más motivos que existan, toda idea de pesimismo, rencor, odio, tedio, tristeza, venganza y pobreza.
Huir  como  de  la  peste  de  toda  ocasión  de tratar a personas maldicientes, viciosas,  ruines,  murmuradoras,  indolentes, chismosas, vanidosas o vulgares e inferiores  por  natural  bajeza de entendimiento o por tópicos sensualistas que forman  la  base de sus discursos u ocupaciones. La observancia de esta regla es de  importancia  decisiva:  se  trata  de cambiar la espiritual contextura de tu alma.  Es  el  único  medio de cambiar tu destino, pues este depende de nuestros actos y pensamientos. El azar no existe.

3º Haz todo el bien posible. Auxilia a todo desgraciado siempre que puedas, pero jamás tengas debilidades por ninguna   persona.   Debes   cuidar   tus   propias  energías  y  huir  de  todo sentimentalismo.

4º Hay que olvidar toda ofensa, mas aún: esfuérzate por pensar bien del mayor enemigo. Tu  alma  es  un  templo  que no debe ser jamás profanado por el odio. Todos los grandes seres se han dejado guiar por esa suave voz interior, pero no te hablara así  de  pronto,  tienes que prepararte por un tiempo; destruir las superpuestas capas de viejos hábitos, pensamientos y errores que pesan sobre tu espíritu, que es divino y perfecto en si, pero impotente por lo imperfecto del vehículo que le ofreces hoy para manifestarse, la carne flaca.

5º Debes recogerte todos los días en donde nadie pueda turbarte, siquiera por media hora, sentarte lo más cómodamente posible con los ojos medio entornados y no pensar en nada. Esto  fortifica  enérgicamente  el cerebro y el Espíritu y te pondrá en contacto con  las  buenas  influencias. En este estado de recogimiento y silencio, suelen ocurrírsenos  a  veces  luminosas  ideas,  susceptibles  de  cambiar  toda  una existencia.  Con  el tiempo todos los problemas que se presentan serán resueltos victoriosamente  por  una  voz  interior  que  te  guiara  en tales instantes de silencio, a solas con tu conciencia. Ese es el daimon de que habla Sócrates.

6º Debes guardar absoluto silencio de todos tus asuntos personales. Abstenerse, como si hubieras hecho juramento solemne, de referir a los demás, aun de tus más íntimos todo cuanto pienses, oigas, sepas, aprendas, sospeches o descubras. por un largo tiempo al menos debes ser como casa tapiada o jardín sellado. Es regla de suma importancia.

7º Jamás temas a los hombres ni te inspire sobresalto el día de mañana.

Ten tu alma fuerte y limpia y todo te saldrá bien.
Jamás te creas solo ni débil, porque  hay  detrás  de ti ejércitos poderosos, que no concibes ni en sueños.
Si elevas  tu  espíritu  no  habrá  mal que pueda tocarte.
El único enemigo a quien debes  temer  es  a  ti  mismo.
El miedo y desconfianza en el futuro son madres funestas  de  todos  los  fracasos,  atraen las malas influencias y con ellas el desastre.

Si  estudias  atentamente  a  las personas de buena suerte, veras que intuitivamente,  observan  gran parte de las reglas que anteceden. Muchas de las que  allegan gran riqueza, muy cierto es que no son del todo buenas personas, en el  sentido recto, pero poseen muchas virtudes que arriba se mencionan. Por otra parte,  la  riqueza no es sinónimo de dicha; Puede ser uno de los factores que a ella  conduce, por el poder que nos da para ejercer grandes y nobles obras; pero la  dicha  más  duradera  solo  se  consigue por otros caminos; allí donde nunca impera  el  antiguo  Satán  de  la leyenda, cuyo verdadero nombre es el egoísmo. Jamás  te quejes de nada, domina tus sentidos; huye tanto de la humildad como de la  vanidad. La humildad te sustraerá fuerzas y la vanidad es tan nociva, que es como si dijéramos: pecado mortal contra el Espíritu Santo.

Niveles de Reiki

En los cursos de Reiki tradicional se entrega una visión del Reiki como camino y no únicamente como técnica de sanación. Vemos el Reiki desde un punto espiritual y no desde un punto terapéutico.

Podemos prescindir incluso de los símbolos Reiki y llegar así a la esencia de la conciencia universal comprendiendo así la misma sanación energética desde la conexión con nuestra propia naturaleza esencial. En el camino del Reiki aprendemos el servicio, humildad, compasión y trabajamos con la conciencia del Ahora.

Conectamos con la fuente Universal y a través de esta conexión, conscientemente vamos armonizándo nuestra propia energía y mente, ayudando a sintonizar nuestro cuerpo y nuestros hábitos en pro de una vida más saludable y consciente.

En los diferentes niveles del Reiki aprendemos a comprender la Energía Universal como fuerza fundamental creadora y tomamos conciencia desde diferentes profundidades de la Energía Creadora Universal.

Puedes acceder a este artículo para más detalle sobre nuestro concepto del Reiki: ¿Qué es el Reiki?

Reiki Nivel I

En Reiki nivel I conectamos con la Energía Universal, aprendemos cómo funciona el ciclo de creación desde la Esencia hasta la manifestación. Comprendemos nuestro papel fundamental en la vida como seres creadores y tomamos conciencia de nuestra capacidad como sanador.

Activamos los chakras de las manos, de los pies y el tercer ojo y activamos y limpiamos los canales de sanación.

  • ¿Qué es la energía Universal?
  • ¿Cómo conectamos con la fuente de energía creativa?
  • ¿Cómo meditamos en el Ahora?
  • ¿Qué es el Reiki?
  • Principios del Reiki
  • Toma de conciencia del proceso de sanación
  • El Amor Universal como energía transformadora
  • Tipos de Sanación Nivel I: Autosanación, Sanación energética, Sanación grupal, Sanación a objetos o situaciones.
  • Iniciación Reiki Tradicional Nivel I

Reiki Nivel II

En el segundo nivel de Reiki comprendemos las fases de la sanación de una forma más profunda y la conexión con el Universo no como energía creadora sino como Consciencia Universal. En un nivel superior trabajamos nuestros canales y chakras de sanación y nos preparamos para realizar sanaciones a distancia y en la atemporalidad.

También trabajamos con las jerarquías celestiales y comprendemos los niveles de manifestación a los que podemos acceder en la sanación.

También vemos el Reiki como camino al Satori y no cómo técnica de sanación.

  • Conexión consciente
  • Sanación Universal
  • Símbolos Reiki y Kotodamas
  • Tipos de Sanación Nivel II: Sanación energética profesional, Sanación en la atemporalidad (linea kármica, herencia y futuro), Sanación a distancia, Sanación grupal, limpieza de lugares y energías
  • Linaje Reiki y transmisión energética

Reiki Nivel III, Maestría

En la Maestría Reiki trabajamos la transmisión de energía. Abrimos los canales y los chakras en el nivel máximo y aprendemos a canalizar energía para entregar iniciaciones presenciales y a distancia. Aprendemos limpieza de lugares y liberación de entidades para la sanación Reiki y las iniciaciones. Aprendemos a discernir en las jerarquías celestiales y seres de planos sutiles.

  • Iniciación Reiki
  • Niveles, símbolos y grados de desarrollo personalidad
  • Preparación para las iniciaciones y trabajo posterior
  • Canales y chakras
  • Visualización y apertura mental para la canalización de energía
  • Linaje Reiki
  • Resumen de valores
  • Limpieza de lugares y preparación para ceremonias e iniciaciones

Sanación por los sonidos

AAAA. Activa el corazón y el intestino delgado

EEEE. Activa la tiroides y la laringe. Equilibra la energía de los pulmones

IIII. Equilibra la temperatura del cuerpo, distribuyendo la energía de forma más armónica. Activa el pensamiento y ayuda a regular la actividad cerebral

OOO. Fortalece el vientre y el plexo solar. Activa el bazo

UUUU. Fortalece el abdomen. Activa los riñones

GUUUU (Más gutural que UUUU). Activa la energía del bazo, páncreas y estómago

SSHHH. Activa la energía del hígado.

SSSSS. Activa la energía del intestino grueso y los pulmones

Puedes repetir los sonidos, cantarlos o reír con ellos. Cuando sientas que algún sonido suena cortado o diferente intenta conectar con la vibración que produce dicho sonido y visualiza como fluye la energía que resuena con dicha vibración en tu cuerpo, desbloqueando los canales y equilibrando tu organismo.

Bendiciendo alimentos

Tenemos tres modos de bendecir que pueden sernos útiles y podremos utilizarlos según nuestra personalidad:

1. Desintoxicar.

Esta forma de purificación consiste en “cortar” o romper con la toxicidad de un lugar, un alimento… se trata de romper el mensaje previo a fin de que podamos crear uno nuevo.
La técnica clásica es la cruz. Para eso sirve la cruz tradicional: corta, rompe, cruza, se trata de borrar todo rastro antiguo a fin de poner la luz o el mensaje que queramos entregar.
Podemos hacerlo también con símbolos reiki o con la misma mente. Borrando toda la energía negativa.
Esta técnica la podremos utilizar con alimentos procesados, precocinados, refrescos, alcohol, comidas transgénicas… Mentalmente cortaremos con una cruz la información contaminante.
También se puede realizar cruzando los brazos por encima del plato o mejor y más rápido, cruzando los cubiertos por encima del plato.

2. Llenar de luz

Colocando las manos alrededor o encima del plato y apuntando a nuestros alimentos imaginamos como radiamos con luz armonizando y purificando los alimentos que vamos a tomar.
Mientras, visualizamos como los alimentos son nutritivos, energéticos y saludables.
Muchas veces esta bendición se realiza agradeciendo y sintiendo como son alimentos divinos que llegan a nosotros. En esos casos ponemos las manos en gratitud, con el mudra Atmanjali.

3. Programar

Cuando el agua y el alimento esté purificado, podemos programarlo para que esté más en conexión con nuestras necesidades. Por ejemplo, entregar al agua el mensaje: “mi cuerpo está en equilibrio” o más específicamente para aquello que necesitemos.
Esta forma de alimentarnos nos ayudará a tomar más conciencia de aquello que necesitamos y no necesitamos para nutrirnos. Poco a poco, generamos un descanso previo antes de inhalar, beber o comer cualquier cosa. Lo cuál proporciona calma y mayor consciencia.
A la vez nos ayudará a empatizarnos con los alimentos, y quién sabe, a lo mejor pronto algún alimento nos pide que no lo comamos antes de meterlo en nuestra boca.
Integrar esta práctica justo antes de beber y comer, nos ayudará a incorporar una técnica que con el tiempo nos podría salvar la vida.

Desintoxicación y autosanación rápida

Ejercicios:

  1. Apertura del 3er ojo
    Visualización durante 3 días del cuerpo en perfecto equilibrio, durmiento mientras sentimos que nuestro cuerpo está perfecto.
  2. Tubo de luz.
    Visualizamos un tubo de luz que desciende por todo nuestro cuerpo, limpiando y arrastrando con toda la suciedad hasta la tierra donde dejamos esa suciedad para que se disuelva.
    Podemos acompañar este tubo de luz con nuestras manos paralelas al cuerpo.
    Podemos visualizar que conectamos con la energía universal y que sea la misma universal la que nos limpia y llega hasta la tierra.
    Podemos visualizar que es una cascada de agua luz que nos limpia.
  3. Respiración pránica
    Inhalamos prana visualizando que llevamos todo ese prana a la zona del cuerpo que necesitamos sanar, limpiar o reparar.
    Retenemos el aire y mientras retenemos todas las toxinas, densidades, desequilibrios, negatividad de esa zona se adhiere a la energía luminosa del prana
    Exhalamos el prana con toda la energía negativa adherida a él.
    Repetimos tres veces por cada zona que queramos purificar.
    4.Descargamos nuestra energía negativa en tierra. Con los dos pies en el suelo o sentados en loto. A ser posible en la naturaleza.
    Podemos visualizar que una energía sucia sale de nosotros por los pies hasta la tierra.