El huerto con amor

El trabajo en Amor

Una vez un Maestro me dijo que todo lo que hiciera, lo hiciera con Amor, y en esa enseñanza está basado este trabajo.

Las plantas, al igual que el agua, son seres muy sensitivos, capaces de absorber y comprender los sentimientos, las emociones y los pensamientos de los humanos.

Se ha podido demostrar como las plantas tienen memoria y pueden recordar si alguien las trató mal, quién fue incluso. Las plantas, energéticamente, también gritan de dolor, suspiran o incluso lloran y se lamentan. Las plantas del huerto, a veces se agotan y sufren la escasez de agua o de alimento en la tierra, otras veces se sienten solas y aprisionadas y otras sonríen alegres del cariño y el amor de quien las cuida.

Ejercicio

El ejercicio del Huerto con Amor es sencillo, consiste en unir a cada niño con una o dos plantas durante un tiempo, todas han de plantarse a la vez y todas en iguales condiciones.

El niño ha de reconocer el espíritu de la planta y sentir su energía, tiene que hacerse “su amigo”, hablarle, expresarle lo que siente, ponerle música, puede cantarle, hablarle telepáticamente o enviarle pensamientos positivos, todo vale, pero ha de hacerlo siempre con Amor. Sintiendo que esa planta es parte de él, su crecimiento está unido a él.

La naturaleza le hace un regalo, el poder contemplar, comprender, alimentarse incluso de él mismo y ha de reconocer este regalo y amarlo.

El ejercicio es sencillo pero se ha de tener especial cuidado cuando se hace con adolescentes en grupo, en estos casos es mejor que se trabaje por separado, permitiendo que el niño vaya al huerto en solitario para que no existan burlas ni miedos o vergüenzas.

Segunda parte: Amor en la Naturaleza

Una vez este ejercicio ya de resultados se trabaja el Amor hacia la Naturaleza, hacia los árboles, las plantas, los ríos, las montañas y más allá hasta donde sintamos adecuado según la edad y el trabajo realizado con los niños.

Pequeño truco

Cuando chupamos una semilla antes de plantarla, mezclamos nuestro ADN y nuestra información con la información de la planta. Cuando esa planta crezca tendrá nuestra información, y crecerá con más vitaminas y minerales justo en las carencias que tenemos, equilibrándonso y ayudándonos, ya que tiene nuestra información desde antes de germinar.

Semillas de luz en la naturaleza

¿Qué son las Semillas de Luz?

Las Semillas de Luz son esferas de luz entregadas por ángeles en meditación. Estas semillas, germinadas, diamantizan los alimentos ayudando a elevar la vibración de las personas.

¿Quiénes pueden recibir y trabajar con estas semillas?

Cualquier persona con buena voluntad puede recibir semillas de luz o bendecir los alimentos, simplemente es necesario que pida recibir esta bendición.

Ejercicio

Con niños se trata simplemente de un trabajo de plantar unas semillas.

Previo a plantar las semillas en las macetas se entra en una breve meditación sujetando las semillas en las manos, en esta meditación se invoca a los seres angélicos, a los arcángeles, a los ángeles, y a los Maestros y seres de luz que acostumbren a llamar, y se les pide diamantizar las semillas que van a ser plantadas.

En caso de adultos se puede llamar a los seres de la Confederación de la Luz además de los ángeles y Maestros que acostumbren a llamar.

Tras esto se espera y se siente lo que ocurre, se percibe cómo aparecen los ángeles y como nos otorgan unas pequeñas semillas de luz las cuales se fusionan con las semillas físicas que tenemos. En algunos casos algunas personas sienten un chorro de luz hacia sus manos donde tienen las semillas que van a ser plantadas

En las macetas plantamos adecuadamente las semillas y regamos las macetas a ser posible con agua diamantina o agua bendecida de la misma manera en que hemos bendecido las semillas.

Durante una semana al menos se riega las semillas con agua diamantina, tras esto se puede regar con agua normal.

Resultados

Como primer resultado encontramos la conciencia que adquieren los niños y jóvenes de que los alimentos, las plantas, la tierra y el agua incluso, pueden ser bendecidos y regados de luz, al igual que las personas con la sanación energética. Que este tipo de trabajo de luz ayuda a crecer los alimentos de una forma especial.

Con el tiempo se puede comprobar como el sabor y la energía de las plantas bendecidas al ser plantadas o trasplantadas es mayor y diferente que la energía de plantas normales. Esto es debido a que su aura y los elementales que alimentan y construyen la planta han sido previamente alimentado de luz. Además aprendemos cómo al bendecir los alimentos con luz o con energía angélica, estos alimentos cambian su estructura interna, lo cual cambiará el sabor, la constitución y más adelante nos cambiará a nosotros al tomar esos alimentos

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.