Niños dorados

Características

Con una gran energía dorada, las personas que tiene esta aura son sabios de una gran consciencia y conexión divina. Siempre tendrán una respuesta trascendental y los ángeles acuden a ellos para dar mensajes de luz. son serenos, con mirada inteligente y su mente parece fusionarse con todo el cosmos.

Los niños dorados relucen a grandes distancias, lo que los hace ser odiados y envidiados. Suelen ser niños muy atacados, al igual que los niños cristal, durante la infancia, tanto por otros niños como por adultos. Incomprendidos artistas y maltratados, suelen permanecer en calma en los momentos de crisis.

Se les puede reconocer porque brillan de una forma especial, parece que siempre tienen una compañía grata y no son tan sensibles y sensitivos como pueda ser un niño cristal, sino más bien “pequeños sabios” que fácilmente les reconocemos como futuros grandes maestros.

Su misión es traer la palabra de Dios, traer la energía divina y despertar las conciencias de los hombres con la fuerte conexión divina. Su capacidad para conectar con las estrellas y con planos elevados de conciencia les hacen grandes canalizadores, aunque fácilmente pueden canalizar sobre cualquier plano y cualquier entidad.

Se dificulta su camino en hogares con fuertes discusiones o emociones y tensiones importantes, pues perciben todo lo que ocurre, tanto lo visible como lo invisible, y a diferencia de los niños índigo, cristal o azules, rara vez actúan, sino que simplemente “conectan” con la energía que pasa a fin de dar luz a las dormidas conciencias de las personas.

Suelen permanecer en silencio ante lo obvio y en la mayoría de las ocasiones es necesario apoyarles y ayudarles a conectar adecuadamente.

La llegada de los niños con energía dorada

Una gran oleada de niños dorados nació en los 80, justo tras el trabajo de rompimiento de viejos esquemas y sanación realizado por los niños índigo y previo al nacimiento de una gran red de niños cristal cuya misión sería levantar la vibración planetaria.

La misión de esta ola de niños dorados sería abrir la mente y despertar la conciencia de las personas. No fueron tantos como los niños índigos o los niños cristal, y menos tan llamativa energía, pero sí cuajó de una forma especial.

Los niños dorados en la actualidad: Diamantes Dorados

Los niños que actualmente nacen siendo dorados, traen una energía maestra mucho mayor de la que podamos imaginar. Son diamantes dorados y se trata de futuros Maestros de Luz cuya misión personal es ayudar al despertar de cientos o miles de personas. Acompañarán y mostrarán el camino a futuros maestros y edificarán los cimientos de una nueva era Cristal.

Nacen desde los últimos 10 años, son clarividentes, psíquicos, telépatas, muy despiertos y audaces, con una gran estrella sobre sí mismos y rodeados de luces y bendición.

No todos e muestran en plenitud y no todos pueden ser nombrados o señalados hasta que no llegue su momento, pues su misión será tan importante, que en la mayoría de los casos es mejor que pasen desapercibidos. Sus padres pueden sentir algo especial hacia ellos, puede haber algún sueño que los señale de forma especial, pero permanecerán en silencio hasta que sea el momento adecuado.

Son expertos en diferenciar a las personas solo por su energía, cuando no se quieren acercar a alguien por algo es. No hay que forzarles ni “acostumbrarles” a personas o lugares que no les gusten o les hagan sentir mal.

Trabajar con niños dorados

Despertar sus dones o sus cualidades es trabajo en balde pues su mayor cualidad es trabajar con el corazón sagrado, con la energía cristal en su estado más puro. Ellos no ven con el tercer ojo, ni escuchan con los oídos ni con la mente, escuchan, oyen, sienten todo con el corazón, por ello no hay secretos, nada se les puede ocultar, pues para el corazón, no hay velos.

Están preparados para ver las mayores desgracias pero también lo más hermoso que pueda existir. Nadie mejor que ellos para establecer el mañana, para explicarlo y construirlo, por esto, de nada sirve instruirles o enseñarles valores humanos, nuestros valores, nuestras ideas y todo lo que podamos entender, es energía caduca basada en la mente y en la historia y no en el corazón y en el amor más puro.

Trabajan en hermandad, esa es su misión, pero es necesario encontrar personas adecuadas para que se abran y se impliquen. Siempre que no haya transparencia, no se logrará su colaboración completa. Se mostrarán quisquillosos, contestarán e incluso se mostrarán enojados o con ira siempre que las personas sean falsas, mientan o tengan sentimientos negativos en su interior u oculten negatividad.

Siempre “ven” más allá de las formas, esto significa que ven el aura, la enfermedad, las entidades o ángeles que acompañan a una persona, la mentira, el amor que alguien siente o su forma de pensar. Esto hay que tenerlo en cuenta cuando se está con ellos.

Los deportes para ellos el Tai Chi, el Chi Kun, el Yoga para niños, los juegos de grupo no competitivos.

La meditación adecuada: meditación del AHORA, la Paz Interior, o cualquier otra basada en el silencio.

Pueden desarrollar la capacidad de leer un libro sin llegar a abrirlo, esto pueden usarlo como técnica de estudio o para acertar en las respuestas adecuadas.

Aunque intenten evitarlo, son protagonistas, son líderes. Se siente su presencia allá donde estén, por ello es importante no ponerles en grupos con otros niños con necesidad de mucha atención, aunque en la mayoría de los casos los diamante dorado responderían como sanadores y ayudarán al otro a recalibrar su energía divina y sentirse bien.

Ejemplo niño dorado:

Otro ejemplo niña dorada y psíquica:

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.