Niños índigo

Características

Se trata de personas con el aura color índigo.

Fácilmente puede volverse azul índigo brillante llegando a un gran sentimiento de conciencia interior. En estos casos pueden volverse muy psíquicos, conscientes y sabios.

En el caso opuesto, puede mancharse su aura de azul oscuro, en cuyo caso experimentarían fuertes depresiones a veces durante casi toda su vida.

Experimentan fácilmente cualquier emoción y las llevan siempre a los extremos, así conocen el deseo, la pasión, el miedo, la ira… También fácilmente pueden parar sus impulsos pudiendo des-enfadarse en un momento y cambiar su estado anímico rápidamente.

Son grandes sanadores inconscientes, pueden limpiarse en muy poco tiempo y de forma natural de años fumando, tomando drogas o alcohol.

En un gran porcentaje entran en estados mentales alterados como paranoias, esquizofrenia, trastorno bipolar, etc. Esto es debido a que son psíquicos y tienen una gran apertura a otros planos y dimensiones pudiendo sentir con facilidad no solo el aura y los pensamientos ajenos sino sus procesos mentales, entidades, seres angélicos u cualquier ser de cualquier plano cercano. Según ellos se encuentren, en equilibrio emocional mayor o menos, podrán acceder a unos u otros planos, y según ellos tengan una apertura mental a lo que les ocurre, comprenderán lo que les ocurre, lo resolverán y vivirán de una forma u otra.

La llegada de los niños índigo

Los niños índigo han venido a partir de los años 70, aunque anteriormente, desde los años 45, ya podemos encontrar algunos, y más adelante, en la década de los 90.

Estos niños representan un descubrimiento, un despertar de una generación de luchadores, conscientes, de rompedores del sistema. Se muestran inteligentes, claramente hábiles para retar a quienes tienen cerca y con un lema interno muy grande: libertad.

Su misión es romper enlaces, romper apegos, romper cadenas, liberar el corazón humano de la represión mental y emocional. Descubrir el movimiento oculto del control y liberarlo con amor.

Una vez sanan su misión inicial, normalmente cambian rápidamente a otra energía, suelen tender al azul celeste o al cristal.

Trabajando con niños índigo

Los niños índigo necesitan ante todo comprensión, fácilmente cáen en depresión y en crisis mentales que rara vez ellos mismos comprenden.

Su labor y su trabajo se potencia en equipo pero debido a la fuerte estructura de control, poder y la gran crueldad humana, suelen apartarse de trabajar en grupo. Es necesario crear un clima muy humano y sereno, de gran acercamiento y hermandad para que ellos se sientan seguros. Rápidamente se volcarán a la nueva familia o hermandad creada y se sentirán parte de ella.

Este sentimiento de unión tan fuerte en los niños índigo ha sido utilizado en campamentos infantiles religiosos o pro-militares para crear devotos. Los niños índigo se sienten el “patito feo”, necesitan una familia la cual buscan durante toda su vida, cuando la encuentran, abren su corazón a sus hermanos. Se puede pues trabajar con ellos mostrando esta necesidad que tienen y lo importante de discernir y diferenciar la necesidad propia de amor y cercanía humana y los fines egoístas y manipuladores ajenos.

Suelen ser buenos artistas pero muy indisciplinados o demasiado entregados, es muy difícil encontrar el término medio.

Los deportes adecuados son los no competitivos, y encuentran su pasión en deportes de gran concentración como el tiro con arco, el kun fú u otras artes marciales, o juegos en grupo donde haya que taparse los ojos y actuar a tientas, incluso equilibrios, acrobacias o malabarismos.

Si se les potencia el silencio con meditación, trabajos de consciencia, ejercicios a cámara lenta o equilibrio, se puede lograr que aprendan a controlar sus emociones, su mente y se sientan en equilibrio interior.

Si se les potencia la mente con juegos mentales, lógica, telepatía, telequinesis… se puede ocasionar un afán por poder y control innecesario pues pueden lograr importantes estados psíquicos muy conscientes y antes de lograr dichos estados, es importante que reconozcan la importancia de trabajar con el corazón.

Ejemplo níña índigo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.