Sahumerio

El sahumerio es una técnica de purificación y limpieza de espacios y personas ancestral. Utiliza el fuego y el humo para disolver las malas energías y limpiar los espacios.

Se realiza con un sahumerio fabricado, que venden mezclado, o con plantas secas que uno mismo mezcle y queme. Cada tradición tiene preferencia por diferentes hiervas, aunque en general todas son válidas y de gran ayuda.

En la tradición antigua española se utiliza azufre cuando una persona ha fallecido, y con el azufre se limiaba toda la casa y sobre todo la habitación donde había dormido la persona fallecida.

Mientras se pasa el saumerio por una casa, se deja la puerta abierta y las ventanas abiertas, para que la negatividad que no se “queme” salga de la casa y no regrese.

Tanto los sahumerios con pastillas de carbón vegetal, como con brasas de la propia chimenea pueden ser útiles.

Mientras se sahumea se gira por la casa en sentido horario, haciéndo incapié en esquinas, puertas, ventanas, espejos… , y a ser posible, se hace un giro por fuera de la casa en sentido antihorario, cerrando un círculo de protección, para evitar que otras negatividades vuelvan a entrar.

ALGUNAS HIERBAS ESENCIALES

Romero: limpia energéticamente, genera voluntad, fuerza y confianza. Ayuda a limpiar los pensamientos densos y a proteger con un manto energético azul.

Salvia: purifica el entorno y protege de energías densas. Sirve para limpiar las emociones más densas, los recuerdos dolorosos, el temor.

Ruda: absorbe y aleja energías negativas. Se utiliza como un gran protector, en situaciones de grandes conflictos, angustias y situaciones duras. Rompe con los procesos negativos, disuelve las discursiones y las malas envidias.

Sándalo: Ayuda a conectar con la espiritualidad, limpia y purifica la mente y abre los caminos. Sirve cuando las oportunidades se cierran, para fortalecer la conexión, despejar energías sutiles y abrir la mente a los cambios.

Incienso: limpia y bendice los canales energéticos, los vientos y potencia la conexión espiritual. Se utiliza para abrir los espacios a una energía más pura y clara.

Lavanda: Aquita y limpia la energía, ayuda a relajar, a tranquilizar. En sahumerio genera ecuanimidad, equilibrio y armonía en los lugares. Genera una energía limpia y femenina, calma la ansiedad y las discursiones difíciles, ayuda a unir a las personas y generar un entorno más amable y grato.

Copal: Se utiliza como un gran protector. Purifica el ambiente rápidamente, impulsa, da fuerza y ayuda a generar cambios positivos. Rompe con las envidias, protege y fortalece.

Mirra: El gran regalo de la naturaleza para purificar, la mirra aleja la negatividad y favorece la conexión espiritual. Representa el suelo que pisamos cuando iniciamos el camino espiritual, los pasos difíciles se hacen fáciles, las pruebas más duras se hacen más claras y visibles. Aleja los malos pensamientos, la duda y el temor.

Tabaco: La planta del tabaco se utiliza para guiar y potenciar otras plantas. Ayuda a enraizar, unir, conectar y bendecir. Nos ayuda a soñar, a visualizar y enfocar la mente.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.